Results tagged ‘ Adeiny Hechavarria ’

Adeiny Hechavarria: “Quiero jugar con los Marlins por mucho tiempo”

tumblr_mleollp0pH1rs13u4o1_500

El campocorto de los Marlins tine claro cuáles son sus objetivos en las mayores (Marlins Tumblr)

RICARDO MONTES DE OCA

@RicardoEMontes

MIAMI.- Desde el comienzo de su carrera, Adeiny Hechavarria ha querido conseguir el Guante de Oro. El propio cubano ha hecho público su objetivo desde que se uniformó con los Marlins de Miami por primera vez en el 2013.

Andrelton Simmons, ahora con los Angelinos de los Ángeles de Anaheim, ha sido el culpable de que Hechavarria no haya teñido su guante en oro en dos oportunidades, sin embargo fue Brandon Crawford de los Gigantes de San Francisco quien se le atravesó en el camino en el 2015.

“El Guante de Oro llegará solo”, dijo Hechavarria, quien formó parte del grupo de cubanos que asistieron al juego de sóftbol amistoso el domingo en FIU. ”Yo seguiré haciendo lo que sé hacer en el terreno.”

En los últimos dos años, el torpedero cubano ha dejado de ser conocido como un jugador que brilla solamente a la defensiva. En el 2014 y 2015 bateó para .276 y .281 de promedio respectivamente, pero dice que su sueño es batear por encima de los .300 puntos en las Grandes Ligas.

Hechavarria está en su primer año de arbitraje y se convertirá en agente libre en el 2019, sin embargo los Marlins han reiterado sus intenciones de alargar el acuerdo por varios años.

“Esos [movimientos] los maneja mi agente, pero yo quiero quedarme en Miami, me siento bien aquí. Yo quiero jugar [con los Marlins] por mucho tiempo. Lo demás queda en ellos”, dijo el nacido en Santiago de Cuba.

El equipo del Sur de Florida estará estrenando técnico en esta próxima campaña, luego de contratar al exmánager de los Dodgers Don Mattingly, y según cuenta Hechavarria ha estado activo desde que llegó a Miami.

“Me llamo hace dos días. Me dijo que estaba contento [con el equipo] y que estaba contento conmigo en el campocorto. Es un buen manager”, terminó diciendo el torpedero de 26 años de edad.

Estrellas cubanas se juntan por una buena causa

 

CYYBFSDWcAEoh5D

Yasiel Puig y José Fernández dijeron presente en el Juego de Estrellas Cubanas

RICARDO MONTES DE OCA

@RicardoEMontes

MIAMI.- El sueño de la mayoría de los fanáticos del béisbol cubano es ver conformada una alineación en la que las máximas estrellas isleñas vistan los colores de su bandera.

Lo ocurrido el domingo en el campo de sóftbol de la universidad de FIU, en Miami, es lo más cercano que actualmente se puede presenciar.

Peloteros de las talla de Yasiel Puig, José Fernández, Yoenis Céspedes, Adeiny Hechavarria, Odrisamer Despaigne, Dariel Álvarez, entre otros se dieron cita para el acostumbrado evento, en su sexta edición, con el fin de recaudar fondos para la lucha contra el autismo y la parálisis cerebral.

Antes del comienzo del amistoso encuentro de sóftbol, el reconocido grupo musical Gente de Zona también se hizo presente para mostrar su apoyo a esta iniciativa, luego de que el propio Céspedes diera un paso adelante en la ceremonia inaugural para donar 20$ mil a una escuela de niños con necesidades especiales.

Uno que apareció por primera vez en este Juego de Estrellas Cubanas, fue el as de los Marlins José Fernández.

“Es un evento muy importante. Se siente la unión y la amistad. La idea es pasarla bien en este domingo en familia,” dijo el lanzador que aprovechó el momento para admirar a su ídolos cubanos que también asistieron. “Eduardo Paret es uno de los mejores peloteros que he visto”, dijo antes de ser cuestionado sobre quién en su opinión era mejor entre Paret o Germán Mesa.

“No vi jugando mucho a Germán, por eso tengo que decir Eduardo. A parte por ser de Villa Clara [como yo]”, culminó entre risas el lanzador cubano.

Así se desarrolló este evento organizado por Osvaldo Pérez, con cientos de fanáticos que se dieron cita para celebrar y disfrutar la presencia de sus peloteros preferidos, quienes orgullosamente decidieron asistir para contribuir en este acto con fines benéficos.

Los Marlins enganchados

El equipo se fortalece con la continuidad del núcleo de jugadores jóvenes

El equipo se fortalece con la continuidad del núcleo de jugadores jóvenes

Ricardo Montes de Oca

@RicardoEMontes

MIAMI.- En días pasados los Marlins de Miami llegaron a un acuerdo con el ganador del Guante de Oro y jardinero de 23 años de edad Christian Yelich, en un contrato de siete años por 49,5 millones de dólares.

El manager Mike Redmond ve en Yelich un futuro campeón bate en la Liga. “Definitivamente tiene el swing, la selección de lanzamientos y tiene el contacto para batear por encima del average” (…) “Me recuerda a Joe Mauer en la forma de batear” dijo en timonel del jugador que bateó para .284 en su primera temporada completa, en 2014.

Con esto, los Marlins han cumplido con su palabra. Cuando firmaron a Giancarlo Stanton, le dijeron que la franquicia estaba comprometida en armar un equipo competitivo a largo a plazo.

“No puedes seguir diciendo ‘Vamos a ganar este año, vamos a hacerlo este año’ estoy harto de escuchar eso, todo el mundo los está. Es hacer algo al respecto”, dijo Stanton luego de firmar el contrato histórico con Miami por 325 millones de dólares y 13 temporadas. No pasó mucho tiempo para que los peces contaran con nuevas piezas en Martín Prado, Michael Morse, Mat Latos, Dee Gordon e Ichiro Suzuki.

Los Marlins tienen una situación envidiable en lo que respecta a su núcleo de jugadores, al tenerlos bajo contrato por un largo período, lo que crearía la continuidad que necesita un conjunto para triunfar. Marcell Ozuna, Henderson Álvarez, Adeiny Hechavarria, Christian Yelich, Giancarlo Stanton, Jarred Cosart y José Fernández está asegurado con los Marlins, al menos hasta el 2018.

Basta revisar la actuación de estos peloteros. Yelich, Ozuna, Hechavarria y Stanton batearon en conjunto para .279, 28 puntos por encima del promedio de la liga en el 2014, según Baseball-Reference. Además, fueron los autores del 44% de los imparables de su equipo, 57% de los cuadrangulares, 45% de los carreras empujadas y 48% de las anotadas de los Marlins en la campaña pasada.

La cara joven del pitcheo de los peces, conformada por Jarred Cosart, Henderson Álvarez y José Fernández, acumularon efectividad de 2.56 carreras limpias cada nueve entradas en 48 aperturas. Fernández se perdió gran parte de la campaña y Cosart llegó vía cambio en la mitad de la temporada. El average de la liga en el 2014 fue 3.74.

Los Marlins 2.0

Foto via Miami Marlins Instagram

Foto via Miami Marlins Instagram

@RicardoEMontes

MIAMI.-Los Marlins de Miami entran en una etapa decisiva en esta temporada muerta. Luego de 21 años de existencia y dos trofeos de Serie Mundial en sus vitrinas, el equipo del Sur de la Florida podría terminar de despegar y empezar a construir, o al menos limpiar un poco la reputación de equipo creador y vendedor de talento joven en las mayores.

A pesar del par de trofeos los Marlins han sido una franquicia perdedora en la mayores, con un récord de 1643 victorias por un total 1853 derrotas desde que la expansión llegó a Miami en 1993.

En la temporada muerta después de la campaña del 2011, el equipo parecía que dejaba atrás la cultura de no invertir en jugadores de alto costo y conformarse con los jóvenes, que luego algunos se convertían en estrellas y el propio Loria les abria la puerta para que buscaran otro equipo que cubriera sus costos.

Sin embargo en el 2011 los Marlins se hicieron de los servicios del campocorto estelar José Reyes, del cerrador estrella Heath Bell y trajeron de Chicago al polémico manager Oswaldo Guillén y a uno mejores abridores más queridos en la historia de los Medias Blancas Mark Buerhle.

Junto con el naciente pelotero, para entonces, Giancarlo Stanton, Hanley Ramiréz, Josh Johnson, Aníbal Sánchez, entre otros que estaban supuestos a conformar uno de los equipos más poderosos en la Liga Nacional, en el papel.

Todo terminó así, un equipo fuerte en papel pero en el terreno fue un equipo que perdió 93 juegos.

Luego ocurrió lo que ya es común para los fanáticos de Miami; el famoso y habitual “Garage Sale” de Jeffrey Loria, volviendo a rebajar la nómida considerablemente y manteniendo básicamente a Stanton aislado entre jugadores novatos, rompiendo corazones de los seguidores del equipo que vieron como su equipo les regaló una emoción y esperanza de cambio que duro realmente poco.

Dos años después los Marlins de Miami y Jeffrey Loria se encuentran con la posibilidad de volver a intentar cambiar la ideología del equipo. La posibilidad está, el accionar no es garantía alguna.

El equipo cuenta con una gran cantidad de peloteros que parecen estar listos para convertirse de jugadores prometedores a ser estrellas del equipo y conformar junto a Stanton un equipo poderoso en el beisbol.

Pareciera que los Marlins están a un par de contrataciones en la agencia libre para terminar de dar el paso.

Christian Yelich, Marcell Ozuna y Giancarlo Stanton conforman uno de los mejores jardines, tanto defensivos como ofensivos de las Grandes

Foto via Miami Marlins Instagram

Foto via Miami Marlins Instagram

Ligas.

Jarrod Saltalamacchia demostró ser un seguro detrás del plato. Obviamente el promedio que dejó de .220 puntos es para nada positivo, sin embargo la escasez de receptores defensivos en el juego hacen que un promedio de .220 pueda ser incluso hasta aceptable.

El pitcheo abridor parece ser una carencia para Miami. Se espera que José Fernandez vuelva a la acción a mitad de temporada, mientras tanto Henderson Alvarez, junto Jarret Cosart, quien proveniente de Houston demostró la calidad qe tiene con apenas 24 años, parecen ser los únicos seguros en la rotación.

Los Marlins deben buscar un lanzador abridor en el mercado si quieren competir la temporada que viene. Además de esperar que la promesa Andrey Heaney termine de desarrollarse como un abridor exitoso.

Entre los Agentes Libres más importantes aparece James Shield y por el cual Miami podría ir tras de él, en caso de que Shield rechaze la oferta que Kansas City puso sobre la mesa.

El relevo luce sólido para el equipo; Steve Cishek ha demostrado ser un cerrador de lujo en las Grandes Ligas y junto a AJ Ramos y Mike Dunn hacen que el relevo no sea un problema.

La otra carencia de Miami viene en el Infield. Excepto por Adeiny Echavarria parece que los Marlins deben reforzar las demás posiciones. Es cierto que Casey McGehee tuvo una gran campaña, aunque hay que recordar que luego del Juego de las Estrellas McGehee no fue el mismo.

La segunda base fue la gran carencia del equipo que esperaba que un Rafael Furcal pudiera rellenar, sin embargo el dominicano nunca llegó a ser un constante. De hecho, sólo participo en 9 encuentros.

A pesar de todo el colombiano Donovan Solano fue el camarero que mejor se desempeño y no sería una locura pensar que pudiera ocupar la segunda almohadilla desde el comienzo de la próxima campaña.

Garret Jones tuvo una temporada decepcionante y se espera que Miami se muestre activo en esta posición buscando un bate que pueda reemplazar a Jones.

Foto via Miami Marlins Instagram

Foto via Miami Marlins Instagram

Los Marlins necesitan un abridor con urgencia. Si a eso le sumamos un primera base de calidad; podríamos estar en presencia de un equipo con calidad de playoffs jugando en la ciudad de Miami.

Sin embargo pienso que el equipo tiene un movimiento aún más importante para terminar de dar el paso de ser un equipo de final de tabla o uno competitivo.

Jeffrey Loria debe y necesita llegar a un acuerdo con Giancarlo Stanton para extender su contrato. De lo contrario se verá obligado a cambiarlo y volver a empezar de nuevo, debido a la carencia de grandes jugadores que podrían llegar a cambio del poderoso toletero.

No es un secreto que Stanton sigue dolido por lo que hizo el equipo un par de años atrás y serpa difícil que confíe en los Marlins y que no harán lo mismo nuevamente.

Si los Marlins quieren cambiar la cultura, el paso clave es convencer a Stanton y ofrecerle un contrato histórico junto a la clausula de “no cambio” que atenta contra la política de Miami, pero que en mi opinión, sería muy importante para ganar la confianza de Stanton.

De igual manera, adquirir a un pelotero de gran nombre ayudaría a que Giancarlo firme una extensión de contrato.

Miami ha declarado que le ofrecerán el contrato más grande en la historia a Stanton. Hecho que no significa absolutamente nada, entendiendo que los Marlins lo máximo que han pagado fue de 106$ millones y 3 años a José Reyes. Ya saben lo que pasó después y con cuál equipo está jugando Reyes.

En definitiva, Los Marlins de Miami están ante la presencia de una oportunidad que parece única. Puede convertirse en una potencia como equipo o decepcionar una vez más a los seguidores del equipo.

Queda en manos de Jeffrey Loria y su equipo, aprovechar la oportunidad de crear a los Marlins 2.0.

Cuidado con los Marlins

Photo: Pedro Portal/El Nuevo Herald/MCT

Photo: Pedro Portal/El Nuevo Herald/MCT

CARACAS.- Puede que Jeffrey Loria sea uno de los peores en el negocio de las mayores, debido a lo abrupto de sus transacciones y por decepcionar una y otra vez a los fanáticos de los Marlins de Miami, traspasando a los favoritos de la afición sin contemplación alguna. Pero algo sí es cierto, que los Marlins tienen una cosecha de prospectos que pudieran cambiarle la cara al beisbol de la ciudad de Miami, claro, si Loria lo permite.

Los Marlins de Miami han sido de los equipos más activos en lo que va de temporada muerta con las adquisiciones de los agentes libres Jarrod Saltalamacchia, Rafael Furcal, Garrett Jones y de Casey McGehee, mientras que vía cambio enviaron a Justin Ruggiano a los Cachorros de Chicago por Brian Bogusevic y el relevista Carter Capps llegó proveniente de los Marineros de Seattle a cambio de Logan Morrison.

Con estas adquisiciones los Marlins sólo conservarán a Adeiny Hechavarria como el único integrante del infield de la temporada del 2013, pero lo más impresionante es que su nuevo gerente general Dan Jennings se las ingenió para realizar todos estos cambios de su roster sin tocar ninguna de las valiosas piezas del cuerpo de lanzadores de los Marlins.

Comencemos a analizar por qué el equipo de Miami podría y sólo podría, ser un equipo más importante en el 2014; existe una creencia, la cual me parece muy aceptable, que plantea que un equipo con un buen staff de lanzadores podría conquistarlo todo. Los Marlins comenzarán con una rotación encabezada por el novato sensación José Fernández, quien ganó el premio al novato del año ganando 12 encuentros y registrando una increíble efectividad de 2.19 en un equipo de Miami que el que registro mayor promedio ofensivo fue Placido Polanco con 260 puntos. Como segundo en la rotación se encuentra Henderson Álvarez, quien cerro la temporada con un juego sin hit ni carreras para finalizar con 3.59 de efectividad, lo respalda Nathan Eovaldi con 3.39 de promedio de carreras limpias y de cuarto en la rotación Jacob Turner se ubica con 3.74. Estamos hablando de que ninguno de los primeros cuatro abridores registra una efectividad por encima de 4 puntos, en un equipo que perdió 100 encuentros y el exponente ofensivo fue Placido Polanco con 260 de promedio. Es importante repetir lo de Polanco. Pienso que esta rotación podría mejorar por dos cosas sencillas, número uno la ofensiva está repotenciada y número dos porque el mayor de los cuatro abridores es Eovaldi y tiene 23 años. No hay motivo alguno por el cual no se pueda pensar que el cuerpo de lanzadores abridores sólo puede mejorar.

Stanton acumula 117 cuadrangulares en 4 temporadas

Stanton acumula 117 cuadrangulares en 4 temporadas (Photo: AP)

Con respecto a la ofensiva, ya mencionábamos que Hechavarria como el único sobreviviente de el infield de los Marlins, que además cuenta con una defensiva más que aceptable y una ofensiva que podría mejorar este año teniendo en cuenta de que el campocorto cubano aun tiene 24 años de edad. El nuevo receptor de los peces, Saltalamacchia viene de la mejor temporada de su carrera bateando para 274 de promedio con 14 cuadrangulares y 65 remolcadas además finalizando con el título de la Serie Mundial con los Medias Rojas de Boston, comparado con los receptores usados la campaña pasada por los Marlins, quienes batearon para 181 de promedio pienso que es una gran mejoría. En la primera base Miami apuesta por Garret Jones, quien a pesar de no tener una buena temporada 233/289/419 piensan que pueda volver al estado físico del 2012 cuando bateo 274/317/516 con 27 cuadrangulares, suplantando así a un Logan Morrison quien había sido afectado por las rodillas las dos últimas temporadas. La segunda base será ocupada por el experimentado Rafael Furcal quien se perdió toda la campaña del 2013 por lesión, pero que trae al sur de la Florida veteranía de equipos ganadores de Serie Mundial. Por último el más reciente fichaje de los peces es el tercera base Casey McGehee quien viene de conectar 292/376/515 con 28 cuadrangulares en Japón y se convierte en una apuesta importante para una posición que no tenía dueño y que en 2013 ocupaba el exponente ofensivo del equipo; sí, adivinaron, Placido Polanco.

En los Jardines los Marlins contarán con las promesas Marcell Ozuna (265/303/389 y 22 años) y Christian Yelich (288/370/396 21 años) además de Giancarlo Stanton, quien viene de una temporada floja, en parte por la inconformidad que sentía en el equipo, pero que muchos lo catalogan como el jugador que posee el mayor poder natural en las mayores por lo que no es descabellado pensar que Stanton pudiera conectar más de 40 jonrones en 2014 si se encuentra sano. Además Stanton también cuenta con la edad a su favor, con tan sólo 23 años.

Como taponero contarán con Steve Cishek, quien logró salvar 34 juegos, más de la mitad de los encuentros ganados por los Marlins en 2013.

Para añadir más esperanza en el futuro de los fanáticos de los Marlins de Miami, muchos hablan de que este año Andrew Heaney podría hacer su debut en las mayores y sumarse a la poderosa rotación de los peces. Muchos analistas lo catalogan como el próximo José Fernández. Otro novato en los que hay que poner los ojos es en el tercera base Colin Moran, quien quizás no debute este año, pero que muy probablemente sea parte de un futuro cercano de los Marlins.

En conclusión, los Marlins de Miami podrían ser bastante divertidos de ver en 2014, y no hablo en el sentido peyorativo. Pero todo es un “podrían” porque así es el beisbol, el único deporte en el cual los favoritos casi nunca terminan siendo campeones y por lo tanto es el más difícil de pronosticar. Pero algo sí hay que tener en cuenta, y es que a partir del 2014 y si se mantiene el nucleo de este equipo habrá que tener cuidado con los Marlins de Miami.