Results tagged ‘ Las Mayores ’

Dejen descansar a José

josefernandez_052114_blogcut

Ricardo Montes de Oca

@RicardoEMontes

Todavía recuerdo perfectamente la mañana en la que se dio a conocer el trágico evento que le quitó la vida a José Fernández. Me desperté, tomé mi teléfono celular y, como usualmente hago, revisó las redes sociales para enterarme de las noticias que ocurrieron a final de la noche anterior y la madrugada del presente día. Sin embargo, todavía no había nada referente al lanzador cubano, eran entre las 7 y 8am, hasta que vi un tweet de un periodista americano, refiriéndose a la lamentable noticia. Al comienzo lo tomé como un rumor, pero cuando comencé a indagar en el tema cada vez eran más los reportes confirmándola. José Fernández había muerto en un accidente en un bote.

Al principio, como la mayoría, no podría creer lo que leía o escuchaba. Recuerdo haber escrito la nota para el DIARIO LAS ÁMERICAS aún con lágrimas en los ojos e incredulidad, en un intento por describir cómo había sido la vida de un ser humano, que con tan solo 24 años de edad había influido tanto en un sociedad; no solo dentro, sino fuera del terreno de juego.

Mucho ha pasado desde ese domingo 25 de septiembre. Los Marlins comenzaron con buen pie la campaña sin su as en la loma, pero con su número 16 implantado sobre el corazón de todos los que visten el uniforme del equipo.

Jeffrey Loria, dueño de los Marlins (por ahora), ha indicado en múltiples ocasiones lo afectado que está por la muerte de alguien que consideraba un hijo. Desde el primer momento se supieron las intenciones de retirar el número del nacido en Santa Clara para que nadie más lo utilizara dentro del equipo. También se le homenajeó dándole su nombre a una calle del Sur de Florida.

Lo que hizo José es digno de recordar, ejemplificando al nombre de Miami a la perfección, incluso hasta demasiado; tanto en lo bueno como en lo malo.

Pero no podemos voltear a otro lado cuando salen a la luz pública los hechos negativos de este incidente. Como todos, José fue humano, pero también hay que reconocer que se equivocó a la hora de tomar ciertas decisiones, una en particular que no sólo le quitó la vida a él, sino a Jesús Macías y Eduardo Rivero, quienes lo acompañaban esa noche en el bote.

No hace falta repetir en detalle los resultados de las investigaciones, pero sí es un factor importante que el miembro de los Marlins iba manejando el vehículo bajo influencias de sustancias no naturales.

Loria dijo que se le construirá una estatua de 9-10 pies fuera del Marlins Park. ¿Por qué no de tamaño natural?, pues porque José era más grande que la propia vida, según el dueño de Miami.

Vamos a acortar el camino; no estoy de acuerdo con el monumento. Entiendo el legado de Fernández, pero también reconozco el punto de vista de las madres de las víctimas tanto de este caso, como las que también han sufrido por la mala toma de decisiones de algunos.

Pero si tomamos lo hecho en el terreno, tampoco es suficiente para homenajearlo con un monumento de este estilo. Por más bueno que haya sido en el montículo, José lanzó en total 76 juegos en las Mayores, en tres temporadas completas. No es suficiente.

Hagamos este ejercicio. De dicho accidente sólo cambiemos el hecho de que José falleció, y pudo sobrevivir al impacto. ¿Qué hubiese sucedido entonces? Probablemente estaría suspendido por una buena cantidad de tiempo por el comisionado de la MLB Rob Manfred, poniendo en riesgo su carrera, por no decir que tal vez estaría enfrentando cargos criminales, y luchando para no acabar tras las rejas. Si ese fuera el caso, ¿los que hoy apoyan ese monumento, estarían respaldando al cubano?

No está escrito un estándar para la realización de una estatua en el deporte, pero no creo que José Fernández haya estado al nivel de Roberto Clemente, Hank Aaron, Juan Marichal, Willie Mays o Ted Williams, por nombrar a algunos que tienen este tipo de homenajes.

Me parece que el hecho de haber puesto el nombre José Fernández nuevamente en una disputa como esta era absolutamente innecesario. Ha llegado el momento de dejar descansar cubano y que su legado en la comunidad hable por sí sola, sin necesidad de que una estatua la certifique.

Yasiel Puig: “Quiero ser el mismo de 2013”

c155d_77583_puig

El cubano tiene como objetivo volver a la élite de las Grandes Ligas luego de un 2015 accidentado

MIAMI.-RICARDO MONTES DE OCA

Si bien Yasiel Puig no fue galardonado como el Novato del Año en el 2013, al quedar de segundo por detrás de su compatriota José Fernández, pudiera decirse que rompió el mito del béisbol que dice que un recluta que tiene una buena campaña en su primera temorada suele bajar su producción al año siguiente.

En el 2014 asistió a su primer Juego de Estrellas y terminó bateando para .296 de promedio con 16 jonrones y 69 empujadas, metiéndose en la conversación de los mejores jardineros del béisbol.  Incluso muchos lo proyectaban como un potencial candidato para dar el salto necesario y ser tomado en cuenta para el premio al Jugador Más Valioso del 2015.

Pero el llamado “slump” afectó al cubano en su tercer año en las mayores, cuando, lastimado por múltiples lesiones, pudo uniformarse con los Dodgers apenas 79 veces. Promedió .255 de bateo y sacó 11 pelotas. Sumado a todo esto, hubo varios reportes que indicaban el disgusto del equipo con el cubano de 25 años, que hizo pensar en que quizás pudiera cambiar de aires.

El equipo de Los Angeles lucirá distinto al comienzo de la temporada del 2016. Luego de haber nombrado a Dave Roberts como nuevo mánager y haber perdido a uno de sus astros del pitcheo, Zack Greinke, en la agencia libre, el equipo se ha comprometido con Puig, confiando en que pueda retomar su producción ofensiva de sus primeros años.

“Espero que esta temporada sea mejor que la pasada”, dijo Puig en un encuentro con los medios que tuvo cuando participó el domingo pasado en el Juego de Estrellas Cubanas. “Tuve muchas lesiones. Me estoy recuperando de eso y entrenando al máximo, para que este 2016 sea mejor que el anterior e igual al del 2013”.

En lo colectivo, Puig dice no estar preocupado e indica que el equipo tiene lo necesario para alcanzar la Serie Mundial por primera vez desde 1988.

“Los cambios que hicieron, los hicieron por alguna razón”, entendiendo que el cuerpo de lanzadores no tendrá el mismo cartel que en el 2015. “Adrián [González], [Justin] Turner y yo estaremos allí para dar lo mejor. Sabemos que tenemos un buen equipo. Llegar a la Serie Mundial es nuestra única meta”.

Buena experiencia

En medio de un receso de temporada en el cual el nacido en Cienfuegos sonó en rumores de cambios y además está siendo investigado por la MLB bajo la cláusula de violencia doméstica por el altercado en el bar Blue Martini en Miami, Puig tuvo una experiencia positiva gracias a la visita a Cuba que hicieron varios peloteros de grandeligas.

“Estoy contento y agradecido por volver a nuestro país”, dijo Puig, quien junto a Alexei Ramírez, José Dariel Abreu, Clayton Kershaw, Miguel Cabrera, entre otros, visitaron Cuba en diciembre como parte de una iniciativa de MLB.

Todos estos movimientos hacen pensar que las relaciones entre Cuba y las Grandes Ligas pudieran estar mejorando en un futuro cercano, lo que hace soñar a los fanáticos de ese país con ver a sus máximas estrellas representando a una “Cuba unificada”.

“Nosotros [los peloteros cubanos] seguiremos jugando y trabajando en donde estamos. [El resto]  se lo dejamos al destino, esperando que se arregle todo para volver a jugar [juntos]”, declaró Puig quien también ha insistido que sueña con la oportunidad de volver a representar a su país. “[En el viaje] sólo fuimos a trabajar con los niños, no era nuestro trabajo hablar [de las relaciones]”.

Puig aprovechó la vuelta a su país para reencontrarse con todas las personas que lo ayudaron a convertirse en el pelotero que hoy en día es, lo que describió como una experiencia única. “Me dio mucha alegría volverlos a ver y [recordar los días] cuando jugaba en el equipo nacional”.

Puig está concentrado en volver a la élite en el 2016 con los Dodgers, pero eso no evitará que tenga un ojo, como muchas otras estrellas cubanas en las mayores, en las relaciones entre su país y las Grandes Ligas, con la esperanza de lograr el sueño de unificar a una selección cubana que los represente en el Clásico Mundial del 2017.

Cerveceros enfocados

 

Foto vía Milwaukee Brewers Instagram

Foto vía Milwaukee Brewers Instagram

 

 

@RicardoEMontes

MIAMI,FL.- Retomando la columna del jugador latino de la semana, tenemos al nativo de Santo Domingo, en la República Dominicana de 35 años de edad Aramis Ramírez, quien en el período comprendido entre el 16 al 22 de junio conectó 14 imparables en 28 turnos posibles, lo que da como resultado un average de .500 puntos, además conectó 3 cuadrangulares para impulsar 10 carreras al plato y tener un OPS de 1.482.

Ramírez ha tenido una temporada de altibajos debido a las lesiones, de hecho tuvo que salir del encuentro del sábado por problemas en la espalda, sin embargo no le impidió estar listo para el encuentro de ayer y además irse de 4-2 con un cuadrangular y 2 impulsadas.

El dominicano acumula en total 10 jonrones, 38 impulsadas y un average de .297 puntos en tan solo 52 encuentros de los 77 de su equipo, que se mantiene en la cima de la división central de la Liga Nacional.

A pesar de que Ramírez ha dejado los mejores días de su carreras atrás, está demostrando que todavía puede contribuir a un equipo, y aún más si esta en la pelea como es el caso de los Cerveceros de Milwaukee.

Otro que tuvo una gran semena es su compatriota y además compañero de equipo Wily Peralta, quien consiguió dos victorias en la semana, para llegar a cuatro lauros en las últimas cuatro salidas que ha tenido desde la lomita de los Cerveceros.

Para cerrar tenemos al lanzador venezolano y también de los Cerveceros de Milwaukee Francisco Rodríguez, quien sigue ganando méritos para el regreso del año al acumular 4 salvamentos en la semana para llegar a 25 en lo que va de temporada.

No por nada los Cerveceros de Milwaukee han ganado 4 juegos seguidos y 7 de sus últimos 10.