Results tagged ‘ Cy Young ’

Los Marlins y su histórica lucha contra los pronósticos

 

Untitled

Stanton y Ozuna conforman el corazón ofensivo de los Marlins (MARLINS INSTAGRAM)

Ricardo Montes de Oca

@RicardoEMontes

MIAMI.- El béisbol es un deporte fascinante. Tal vez sea la disciplina que esté rodeada por la mayor cantidad de números, estadísticas, porcentajes, o cualquier otro sistema de medición que cualquier otra. Sin embargo, la pelota nos regala cada año más de una sorpresa. De esas que ni el más estudiado en la materia pudo haber imaginado.

Miami tiene experiencia en ese campo. Con un conjunto de los Marlins que tiene en su almacén dos trofeos de Serie Mundial, pero ni un banderín divisional, pues ambos títulos llegaron luego de clasificar vía comodín, y en ese par de oportunidades lo hicieron sorprendiendo al mundo del béisbol.

En el 2015 los Marlins partían, junto a los Cachorros, como los dos conjuntos en la Nacional que podían dar el campanazo. Chicago lo hizo, Miami, negado a seguir ningún pronóstico, no.

Para seguir esa tendencia, luego de un 2015 en donde parecía que el mundo se le venía encima al conjunto que juega en la Pequeña Habana; con sus filiales de liga menor siguiéndole los pasos al de liga mayor, otra lesión de Giancarlo Stanton que lo alejó por más de la mitad de la zafra, los problemas reportados por el as José Fernández con la gerencia del equipo tras las polémicas decisiones y varios movimientos en el receso de temporada que no llenaron las expectativas de unos fanáticos de Miami –trayendo al mánager Don Mattingly y al lanzador Wei-Yin Chen—que pedían más.

Mismos seguidores comenzaron la temporada del 2016 resignados a ver otro año poco fructífero de sus “Peces”.

Pero éstos han vuelto a nadar en contra de la corriente, o al menos así parece hasta el mes de julio, cuando los Marlins se han convertido en el equipo sorpresa de todo el béisbol.

Un equipo que, a pesar de las adversidades –un slump histórico de Stanton, el poco pitcheo abridor y la suspensión por 80 juegos del Guante de Oro y todoestrella del 2015, Dee Gordon—se las ha ingeniado para luchar contra los grandes de la Liga Nacional. Y allí están; días después del Juego de Estrellas, apoderados de uno de los Comodines del viejo circuito.

El 18 de julio consiguieron su triunfo 50 del año ante los Filis de Filadelfia, significando la segunda vez que más rápido han alcanzado esa cantidad tras 92 encuentros (en 1997 necesitaron de 83).

Aún falta mucho por recorrer; más de dos meses que en el béisbol son una eternidad. Pero con el bullpen que tienen, fortalecido por el rejuvenecido Fernando Rodney, quien llegó vía cambio de los Padres para prepararle el terreno al cerrador A.J.Ramos, el regreso de Dee Gordon, Stanton en su máximo nivel y José Fernández ganando terreno para el Cy Young, rodeados por una de las mejores ofensivas de la Gran Carpa; los Marlins pueden volver a un escenario en el que están invictos en su historia: la postemporada.

Martín Prado (.320) Marcell Ozuna (.305 y 17 HRs), Christian Yelich (.317), J.T. Realmuto (.313), Derek Dietrich (.290), y un tal Ichiro Suzuki (.345), conforman el elenco ofensivo que ha impedido que el conjunto no sólo haya sobrevivo las dificultades mencionadas, sino que ahora, con el despertar de Stanton, hacen del equipo, uno de los más temidos en la Nacional.

¡Vaya de trabajo de Barry Bonds como coach de bateo!

El Talón de Aquiles de los Marlins está el pitcheo abridor.  Sí, José Fernández está en la élite del béisbol (11-4, 2.53 EFEC, y 169 ponches en 113.2 entradas), pero no hay otro serpentinero con más de seis triunfos en el equipo.

En la postemporada el cuerpo de abridores es fundamental, y si los Marlins quieren repetir lo hecho en el ´97 y ´03, cuando tuvieron a Kevin Brown, Al Leiter y Liván Hernández, y a Josh Beckett, Carl Pavano y Brad Penny respectivamente, la oficina de Miami debe salir a pescar ayuda para para “Joseíto” en el mercado de cambios.

¿Pueden ganar la Serie Mundial?, está más que cuesta arriba, ¿alcanzar la postemporada?, tampoco está claro.

Pero una cosa es cierta, ¿qué sé yo, o tú, o cualquier analista?, el béisbol, y en especial los Marlins, son especialistas en dejar como el más ingenuo a cualquiera que se arriesgue a predecir el futuro.

 

*Las estadísticas están actualizadas hasta el 18 de julio.

El insólito precio que pagaron por el mismísimo Cy Young

cyyoung1903

Los peloteros en las Mayores no tenían el mismo valor que en la actualidad pueden alcanzar a tener

@RicardoEMontes

MIAMI.-

511 victorias como lanzador abridor en las Grandes Ligas es una marca que muy probablemente permanezca hasta el final del juego de béisbol. No por nada el premio que se le otorga al mejor lanzador de cada liga luego de cada temporada lleva su nombre.

Cy Young nació el 29 de marzo de 1867 en el estado de Ohio, jugó béisbol profesional por 22 años con cinco equipos en total. Es líder histórico en victorias (511), juego abiertos (815), juegos completos (749), entradas lanzadas (7356) y bateadores enfrentados (29.565).

Sin embargo, la carrera de uno de los mejores lanzadores en la historia del juego comenzó con un curioso hecho. Fue cambiado por un traje.

El 30 de julio de 1890 el equipo de los Spiders de Cleveland compró el contrato de un joven lanzador de 23 años. ¿Qué pidieron a cambio de los derechos de Young? Simple, un traje. Costoso, eso sí, valorado en 300$.

Cy Young terminó esa temporada con marca de 9-7 con 3.47 de efectividad, dos años después logró 36 victorias con 12 derrotas y tuvo una efectividad de 1.93 puntos, siendo la primera de cinco temporadas en las que consiguió al menos 30 victorias en una campaña.

A partir de allí, Young se labró una de las carreras más memorables para un lanzador en las Grandes Ligas. Una leyenda que comenzó teniendo el mismo valor que un traje.

Dave Winfield por una cena

Participó en 12 Juegos de Estrellas de manera consecutiva entre 1977-1988 con los Padres de San Diego y los Yankees de Nueva York y ganó siete Guantes de Oro. ¿Cuánto quieres por él? Una cena.

Así pasó con Dave Winfield en 1994, cuando los Indios de Cleveland se interesaron en el futuro Salón de la Fama de 42 años que pertenecía a los Mellizos de Minnesota y que venía de batear en la campaña de 1994 para .252 con 10 jonrones e impulsó 43 en 77 juegos con los Mellizos.

El 31 de agosto de ese mismo año, los Indios De Cleveland se acercaron a la gerencia de los Mellizos para preguntar por el valor de Winfield, quien terminó pasando a Cleveland a cambio de una cena.

En 1995 jugó su última campaña en las Mayores.

El medio inmortal Greg Maddux

 

Photo: Ronald C. Modra/Sports Imagery/Getty Images

Photo: Ronald C. Modra/Sports Imagery/Getty Images

CARACAS.- Este año parece una tarea imposible, el poder elegir tan sólo dos integrantres que formarán parte de la inmortalidad en la historia de la pelota. Sólo dos llegarán al olimpo del beisbol para acompañar a figuras históricas que han hecho de este deporte el pasatiempo nacional de los americanos y que ha calado en la cultura de los latinoamericanos, al punto de que cada uno de nosotros sienta correr en su sangre, la fiebre por el beisbol.

En esta oportunidad, varios colosos de la historia chocan para llegar a la entrada de este salón tan exclusivo como lo es, el salón de la fama de Cooperstown. Jugadores de la talla de Barry Bonds, Roger Clemens, Sammy Sosa, Mark McGwire, Curt Schilling, Frank Thomas, entre muchas otras luminarias, que a decir verdad todos merecen un cupo en la eternidad. Es imposible obviar los problemas de algunos de ellos con respecto al uso de sustancias prohibidad, tema que prefiero dejarlo para otro momento, debido a que sean culpables o inocentes, sería querer tapar el sol con un dedo, el hecho de que cada uno de ellos marcó una etapa en el mejor beisbol del mundo.

A pesar de la gran cantidad de competencia en esta votación para el salón de la fama, pienso que hay uno que resalta por encima de todos los mencionados anteriormente. Es el caso del lanzador Greg Maddux, no sólo por los impresionantes número que dejó plasmados para la historia, si no también por la profesionalidad con la que llevaba este gran deporte, y que lo llevó a ser uno de los lanzadores más dominantes/inteligentes en la historia del beisbol.

Revisemos un poco los números de Maddux; logró un total de 355 victorias para ubicarse octavo en la lista de todos los tiempos, una lista que va a permanecer congelada por un largo rato, teniendo en cuenta de que el lanzador activo que está mejor ubicado es Tim Hudson (37 años) y CC Sabathia (32) empatados en el puesto número 102 con un total de 205 victorias. Cabe acotar que de los siete que superan a Maddux sólo Warren Spahn lanzó después del año 1930 (entre 1942 y 1965) cuando el significado del lanzador abridor no era equivalente a lanzar entre descansos de cuatro o cinco días, por lo que aumenta en gran medida, el mérito de Greg Maddux en lograrlo en este beisbol moderno.

Un lanzador que nunca fue líder de ponches en una sóla temporada, pero se las ingenió para terminar con 3.371 abanicados y ser el décimo en la lista de todos los tiempos y convertirse en uno de los pitchers más dominantes de todos los tiempos y registrar una efectividad de 3.16 en 23 temporadas jugadas en las que abrió un total de 740 encuentros. Además Greg Maddux no ganó menos de 15 victorias entre 1988 y 2006, impresionante ¿no?.

No sólo fue dominante en la tres estadísticas importantes para los lanzadores sino también, para los que gustan de la sabermetría, Maddux es segundo en porcentaje de victorias agregadas (WPA en sus siglas en inglés) en victorias de lanzadores ajustadas (APW) es segundo y en las famosas victorias sobre el remplazo entre los lanzadores (WAR) Maddux es octavo en todos los tiempos.

Todos estos números impresionantes, estás respaldados por los no menos impresionantes premios que recibió durantes su carrera; asistió a 8 juegos de las estrellas, ganó 4 premios Cy Young en cuatro temporadas al hilo y ganó 18 guantes de oro. Sí, leyeron bien, 18 guantes oro de los

cuales 13 fueron de manera consecutiva.

Personalmente creo que no habrá problemas en lograr el 75% de votos necesarios para ingresar al olímpo del beisbol, que ve en este año una impresionante competencia por ingresar a este sitial de honor. Cabe resaltar que el único lanzador “Moderno” que puede medirse ante Greg Maddux, y quien de hecho está también en la boleta de votaciones de este año es Roger Clemens, lástima que no le será muy fácil ingresar por sus problemas con el consumo de sustancias prohibidas.