Results tagged ‘ Albert Pujols ’

El Cubano de oro

Foto: Chicago White Sox Instagram

Foto: Chicago White Sox Instagram

@RicardoEMontes

MIAMI.-  No, no es José Fernández, ni tampoco es Yasiel Puig. Se trata de José Dariel Abreu, nacido en Cruces, Cuba en el año de 1987.

Abreu firmó un contrato con los Medias Blancas de Chicago de 6 años por 68 millones de dólares y que hasta ahora podríamos decir, que esa firma se queda corta, luego de ver lo que Abreu podría llegar a convertirse.

Sin duda, el cubano es el jugador latino de la semana, luego de batear para .310 de promedio con 14 empujadas y 5 cuadrangulares, incluído un grand slam para dejar en el terreno a las Rayas de Tampa Bay el viernes pasado.

No ha finalizado el mes de abril y ya Abreu tiene en su poder el record de más batazos de vuelta completa e impulsadas para en el primer mes de un jugador debutando en las mayores, con un total de 10 “bambinazos” y 31 traídas al plato.

Muchas cosas pueden pasar de aquí al final de la campaña, pero si usamos matemáticas simples, podemos decir que Abreu estaría alcanzando 62 cuadrangulares y 193 carreras impulsadas.

Así de impresionante ha sido el primer mes de su vida en las mayores para José Dariel Abreu.

El podium de los latinos de la semana lo completan Albert Pujols y Miguel Cabrera;

El Dominicano alcanzó la mítica marca de 500 cuadrangulares en las mayores, y no sólo eso, si no que también se convirtió en el primer pelotero en la historia en conectar el jonrón 499 y 500 en el mismo encuentro.

En general, Pujols dejó promedio de .320 con 3 jonrones y 7 traídas al plato en la semana.

Por otra parte se empieza a asomar el mejor bateador en las mayores de las últimas temporadas.

Luego de un arranque lento, Cabrera parece estar encontrando nuevamente su forma física, tras impulsar 8 carreras con un cuadrangular y alcanzar un promedio de bateo de .346 en la semana comprendida del 21 al 27 de abril.

Su nombre es Albert Pujols

Foto: Angels Instagram / Matt Brown/ Angels Baseball/ LP

Foto: Angels Instagram / Matt Brown/ Angels Baseball

@RicardoEMontes 

Miami, FL.-  Correcto,  José Alberto Pujols es el pelotero latino de la semana. El dominicano promedió .360 puntos, con 3 cuadrangulares, 7 impulsadas y 5 anotadas en la semana del 14 al 20 de abril. A pesar de que su equipo sólo pudo ganar dos de los seis juegos disputados en ese lapso de tiempo.

Con los 3 jonrones conectados, Pujols llegó a la cifra 498 de por vida, a dos de convertirse en el pelotero número 26 en conectar 500 o más cuadrangulares en la historia de las mayores y el quinto latino en lograrlo.

Si bien es cierto que Pujols ha visto una merma en su carrera, desde que cambió de los Cardenales de San Luis a los Angelinos de los Ángeles de Anaheim, no podemos obviar que el dominicano ha sido uno de los mejores jugadores en la historia de la pelota rentada, y que a sus 34 años no es descabellado pensar en ver un resurgir en su carrera.

En los primeros dos años con los Cardenales, Pujols conectó 71 bambinazos con un promedio de .321 puntos, mientras que en la dos primera campañas  con Anaheim, el tres veces Jugador Más Valioso despachó 47 jonrones con .274 de promedio.

Hasta el momento Albert Pujols tiene un promedio de .280 y es líder en el renglón de los cuadrangulares con 6.

Mención de honor

Completan el pódio de los mejores desempeños de jugadores latinos de la semana, los lanzadores Henderson Alvarez y Martín Pérez.

Martín Pérez  de los Vigilantes de Texas logró el primer blanqueo de su carrera, ante los Medias Blancas de Chicago, lanzando las 9 entradas completas, ponchando a 8 contrincantes y permitiendo tan sólo 3 imparables.

Por otra parte Henderson Alvarez le dio la victorias a sus Marlins de Miami, tras lanzar también completo sin permitir carreras limpias y aceptando 2 hits con 4 abanicados. Pero lo más impresiónante de la labor del venezolano en contra de los Marineros de Seattle, fue que lo logró con tan sólo 90 lanzamientos al plato, implantando record en la franquicia del Sur de la Florida.

Miguel Cabrera, jugador de una generación

Photo: Detroit Tigers Instagram

Photo: Detroit Tigers Instagram

CARACAS.- El pelotero venezolano ha labrado una carrera, apenas a sus 30 años de edad, como uno de los jugadores que quedarán en la memoria de más de un fanático del beisbol profesional. Hagamos una escala imaginaria de los pasos que debe seguir un jugador profesional para llegar a convertirse en un pelotero digno del salón de la fama, si bien a Cabreras le falta mucho tramo por recorrer, ya podríamos afirmar que estamos en presencia de un bateador con mucha calidad.

Photo: Damon Higgins

José Miguel Cabrera llegó con tan sólo 20 años a las grandes ligas, con un equipo de los Marlins de Florida que ganó la Serie Mundial ese año, ayudado por un gran equipo y un par de novatos que conquistaron el mundo. Uno era el lanzador Dontrelle Willis, quien de hecho ganó el premio al novato del año del 2003, el otro era Miguel Cabrera quien demostró estar listo, a su corta edad, para el competitivo mundo de las mayores. Su actuación individual para esa campaña, tuvo como punto mayor, aquel cuadrangular que le conectó al legendario lanzador Roger Clemens en la Serie Mundial, por la banda contraria y además luego de un pitcheo pegado que por lo visto, no le agrado mucho al jóven de 20 años.

Luego de esta primera campaña en la Grandes Ligas Miguel Cabrera había alcanzado su primer escalon que era el de llegar a las Mayores como un jugador de todos los días, y que no sólo Venezuela, si no todo el mundo del beisbol,  estaría pendiente de cómo sería su segunda campaña y si podría mantenerse en dicho estatus.

La presión no pareció afectarle al maracayero; luego de ganarlo todo el año anterior, Cabrera logró 294 de promedio, con 33 cuadrangulares y 112 carreras remolcadas, consiguiendo asistir a su primer juego de las estrellas. A partir de ahí Miguel Cabrera logró su segundo escalon ya como un jugador consagrado de las Grandes Ligas.

Cabrera no sólo se mantuvo, sino fue subiendo su producción ofensiva año a año. A pesar de sus grandes temporadas y sus impresionantes números, parecía que a Cabrera sólo le faltaba un premio, el del Jugador más Valioso, el cual hasta el 2011 había recibido votos en todos los años de su carrera, siendo opacado por jugadores como Josh Hamilton y su propio compañero de equipo Justin Verlander, por ejemplo. El venezolano ya se instalaba en el escalon de Super Estrella.

Para la campaña del 2012, Cabrera como si estuviera cansado de no conseguir el premio tan anhelado, logró finalizar con una temporada realmente impresionante, consiguiendo la triple corona, un hecho que no se veía desde que Carl Yastrzemski lo hizo en 1967. Cabrera fue el líder  en average, en jonrones y en impulsadas en todas las grandes ligas, además llegó con los Tigres de Detroit a la Serie Mundial que perdieron ante los Gigantes de San Francisco, sin embargo Cabrera logró llevarse el premio al Jugador Más Valioso. Por primera vez un venezolano conseguió dicho galardón.

Sin absolutamente nada que probar en la siguiente campaña, Miguel Cabrera para el mes de julio proyectaba números muchos mejores que los del 2012 e incluso hizo soñar con conseguir otra triple corona. Sin embargo, las lesiones hicieron que su producción “bajara” y terminó con unos números similares a los del año anterior, bastándole para ganar el título de bateo por tercer año en fila y el premio al Jugador Más Valioso por segundo año consecutivo, emulando a Frank Thomas quien lo logró en los años 1993-1994 en la Liga Americana. Albert Pujols lo hizo en la Nacional en la 2008 y 2009.

Lo cierto es que a sus 30 años y 11 temporadas en las grandes ligas Cabrera suma 365 cuadrangulares, 1260 carreras impulsadas y promedio de bateo de 321 lo que lo han llevado a asistir a 8 juegos de las estrellas y ganar 5 bates de plate, 2 premios al jugador más valioso y una triple corona.

Volviendo a la tabla imaginaria que creamos, Miguel Cabrera ha subido desde ser un jóven novato, a jugador consagrado en la mayores, luego a estrella venezolana, posteriormente a estrella latina, también a ser jugador de la élite actual, hasta llegar a convertirse en un jugador que sólo se ve una vez por generación. Sólo le faltaría llegar a convertirse en pelotero leyenda digno de llegar al Salón de la Fama. Ya veremos cómo responde Miguel Cabrera a este reto que le colocamos, de conquistar ese último escalón. Eso lo sabremos cuando la carrera de Cabrera quede en el pasado y grabada en la memoria de todos los fanáticos del mejor beisbol del mundo, por lo pronto a disfrutar de esta perla que nos regaló el beisbol.