Results tagged ‘ Hall of Fame ’

La rivalidad que cambió al béisbol

 

babe-ruth-ty-cobb

Babe Ruth y Ty Cobb son de los mejores en la historia del deporte

 

RICARDO MONTES DE OCA

MIAMI.- Al ser el béisbol uno de los deportes más antiguos que se mantienen en la actualidad, hay muchos jugadores que han marcado a una o más generaciones. Pero existen dos que representan uno de los cambios más drásticos que se han vivido en el deporte. Cada uno con una manera distinta de jugar, pero destacando en cada uno de sus fuertes.

Ty Cobb revolucionó al béisbol gracias a su capacidad de poner la bola en juego, ponchándose en sólo el 3,1% de las veces que pisó el plato. Bateó tres veces por encima de .400 puntos y en su Carrera de 24 temporadas dejó un impensable promedio de .366, siendo el líder en toda la historia en ese departamento.

Una jugada que describe la agresividad con la que jugaba Cobb ocurrió cuando conectó un roletazo dentro del cuadro con el que logró anotar la carrera del gane. Había hombre en tercera, al conectar el rodado, el equipo contrario atrapó al jugador de la antesala, mientras lo ponían out, Cobb ya estaba llegando a la tercera, y cuando sacaron al corredor, voló hacía el plato y anotó parado. El primera base quedó tan impresionado con la manera de correr del “melocotón de Georgia” que nunca cubrió el home.

Pero Cobb tuvo que lidiar con un fenómeno que apareció nueve campañas después de su debut; un tal Babe Ruth.

Cobb fue el rey en la era de la bola muerta, comprendida entre 1901 y 1920, en donde prevalecía el lanzamiento de la bola ensalivada, que se les hacía prácticamente imposible conectar a los bateadores, con excepción de Cobb, por supuesto. Pero cuando la liga la prohibió, Ruth fue el más beneficiado de ello.

“El bambino” conectó 29 cuadrangulares en 1919 (último año de dicha era) lo que para el momento era una nueva marca para una temporada, superando los 27 que conectó Ned Williamson en 1884. A partir de allí Ruth conectó 54 y 59 en las siguientes dos campañas, y el resto es historia; acumulando un total de 714.

Pero Cobb no quiso adaptarse al juego de los batazos de vueltas completas, a pesar de que según él, no bateaba jonrones porque no quería. De hecho hay una anécdota que tomó lugar en 1925, cuando “el melocotón de Georgia” le dijo a los reporteros antes de un juego de sus Tigres de Detroit ante los Browns de San Luis: “Estoy cansado de leer historias que sólo me embasó con roletazos al infield y toques de bola. El grandote, ese Babe Ruth, ¡de ese sí escriben por sus jonrones! Les voy a mostrar algo hoy, voy a batear buscando cuadrangulares por primera vez en mi carrera”, dijo Cobb de 38 años para el momento.

Ese día bateó de 6-6 con tres jonrones, dos sencillos, un doble y empujó cinco carreras. Al día siguiente repitió la dosis, yéndose de 6-3 con dos cuadrangulares para remolcar seis. Luego de ese encuentro Cobb dijo. “¿Qué dirá el tal Babe acerca de los que hizo Ty, cinco en dos juegos?”, dijo alimentando la rivalidad de ambos exponentes que diferenciaban el juegos en las grandes ligas.

La rivalidad continuó por muchos años, al punto de estar cerca de los golpes en varios encuentros, haciendo que las bancas se vaciaran en repetidas ocasiones.

No es casualidad que cuando Cobb enfrentaba a los Yankees existiera un ambiente distinto. En 1920 bateó .344 contra todos los equipos menos uno. Cuando enfrentó a los Yankees y a Ruth les conectó .420. Por el otro lado, cuando al año siguiente Cobb tomó las riendas como manager/jugador de los Tigres, éste decidió hacerle caso a su orgullo y ser el único conjunto que no le lanzaba difícil a Ruth. ¿El resultado?, el “bambino” conectó el hit ganador en tres de los cuatro primero juegos en los que se enfrentaron, y meses después decidió un par de encuentros con un cuadrangular conectados en cada uno, para ayudar a que los de Nueva York consiguieran una barrida de cuatro juegos.

Dos caras opuestas del juego que marcaron un cambio drástico en la pelota rentada a principios del siglo XX. Años después del retiro de ambos, Ruth y Cobb hicieron una buena amistad y pasaron su tiempo libre, principalmente en las canchas de golf. Los dos ingresaron en el mismo año al Salón de la Fama (1936), aunque esa batalla la ganó el de Georgia, sacando 98.2% de los votos posibles, mientras que Ruth logró el 95.1%.

Aquí uno de los pocos videos que hay de Ty Cobb:

El medio inmortal Greg Maddux

 

Photo: Ronald C. Modra/Sports Imagery/Getty Images

Photo: Ronald C. Modra/Sports Imagery/Getty Images

CARACAS.- Este año parece una tarea imposible, el poder elegir tan sólo dos integrantres que formarán parte de la inmortalidad en la historia de la pelota. Sólo dos llegarán al olimpo del beisbol para acompañar a figuras históricas que han hecho de este deporte el pasatiempo nacional de los americanos y que ha calado en la cultura de los latinoamericanos, al punto de que cada uno de nosotros sienta correr en su sangre, la fiebre por el beisbol.

En esta oportunidad, varios colosos de la historia chocan para llegar a la entrada de este salón tan exclusivo como lo es, el salón de la fama de Cooperstown. Jugadores de la talla de Barry Bonds, Roger Clemens, Sammy Sosa, Mark McGwire, Curt Schilling, Frank Thomas, entre muchas otras luminarias, que a decir verdad todos merecen un cupo en la eternidad. Es imposible obviar los problemas de algunos de ellos con respecto al uso de sustancias prohibidad, tema que prefiero dejarlo para otro momento, debido a que sean culpables o inocentes, sería querer tapar el sol con un dedo, el hecho de que cada uno de ellos marcó una etapa en el mejor beisbol del mundo.

A pesar de la gran cantidad de competencia en esta votación para el salón de la fama, pienso que hay uno que resalta por encima de todos los mencionados anteriormente. Es el caso del lanzador Greg Maddux, no sólo por los impresionantes número que dejó plasmados para la historia, si no también por la profesionalidad con la que llevaba este gran deporte, y que lo llevó a ser uno de los lanzadores más dominantes/inteligentes en la historia del beisbol.

Revisemos un poco los números de Maddux; logró un total de 355 victorias para ubicarse octavo en la lista de todos los tiempos, una lista que va a permanecer congelada por un largo rato, teniendo en cuenta de que el lanzador activo que está mejor ubicado es Tim Hudson (37 años) y CC Sabathia (32) empatados en el puesto número 102 con un total de 205 victorias. Cabe acotar que de los siete que superan a Maddux sólo Warren Spahn lanzó después del año 1930 (entre 1942 y 1965) cuando el significado del lanzador abridor no era equivalente a lanzar entre descansos de cuatro o cinco días, por lo que aumenta en gran medida, el mérito de Greg Maddux en lograrlo en este beisbol moderno.

Un lanzador que nunca fue líder de ponches en una sóla temporada, pero se las ingenió para terminar con 3.371 abanicados y ser el décimo en la lista de todos los tiempos y convertirse en uno de los pitchers más dominantes de todos los tiempos y registrar una efectividad de 3.16 en 23 temporadas jugadas en las que abrió un total de 740 encuentros. Además Greg Maddux no ganó menos de 15 victorias entre 1988 y 2006, impresionante ¿no?.

No sólo fue dominante en la tres estadísticas importantes para los lanzadores sino también, para los que gustan de la sabermetría, Maddux es segundo en porcentaje de victorias agregadas (WPA en sus siglas en inglés) en victorias de lanzadores ajustadas (APW) es segundo y en las famosas victorias sobre el remplazo entre los lanzadores (WAR) Maddux es octavo en todos los tiempos.

Todos estos números impresionantes, estás respaldados por los no menos impresionantes premios que recibió durantes su carrera; asistió a 8 juegos de las estrellas, ganó 4 premios Cy Young en cuatro temporadas al hilo y ganó 18 guantes de oro. Sí, leyeron bien, 18 guantes oro de los

cuales 13 fueron de manera consecutiva.

Personalmente creo que no habrá problemas en lograr el 75% de votos necesarios para ingresar al olímpo del beisbol, que ve en este año una impresionante competencia por ingresar a este sitial de honor. Cabe resaltar que el único lanzador “Moderno” que puede medirse ante Greg Maddux, y quien de hecho está también en la boleta de votaciones de este año es Roger Clemens, lástima que no le será muy fácil ingresar por sus problemas con el consumo de sustancias prohibidas.