Los Marlins 2.0

Foto via Miami Marlins Instagram

Foto via Miami Marlins Instagram

@RicardoEMontes

MIAMI.-Los Marlins de Miami entran en una etapa decisiva en esta temporada muerta. Luego de 21 años de existencia y dos trofeos de Serie Mundial en sus vitrinas, el equipo del Sur de la Florida podría terminar de despegar y empezar a construir, o al menos limpiar un poco la reputación de equipo creador y vendedor de talento joven en las mayores.

A pesar del par de trofeos los Marlins han sido una franquicia perdedora en la mayores, con un récord de 1643 victorias por un total 1853 derrotas desde que la expansión llegó a Miami en 1993.

En la temporada muerta después de la campaña del 2011, el equipo parecía que dejaba atrás la cultura de no invertir en jugadores de alto costo y conformarse con los jóvenes, que luego algunos se convertían en estrellas y el propio Loria les abria la puerta para que buscaran otro equipo que cubriera sus costos.

Sin embargo en el 2011 los Marlins se hicieron de los servicios del campocorto estelar José Reyes, del cerrador estrella Heath Bell y trajeron de Chicago al polémico manager Oswaldo Guillén y a uno mejores abridores más queridos en la historia de los Medias Blancas Mark Buerhle.

Junto con el naciente pelotero, para entonces, Giancarlo Stanton, Hanley Ramiréz, Josh Johnson, Aníbal Sánchez, entre otros que estaban supuestos a conformar uno de los equipos más poderosos en la Liga Nacional, en el papel.

Todo terminó así, un equipo fuerte en papel pero en el terreno fue un equipo que perdió 93 juegos.

Luego ocurrió lo que ya es común para los fanáticos de Miami; el famoso y habitual “Garage Sale” de Jeffrey Loria, volviendo a rebajar la nómida considerablemente y manteniendo básicamente a Stanton aislado entre jugadores novatos, rompiendo corazones de los seguidores del equipo que vieron como su equipo les regaló una emoción y esperanza de cambio que duro realmente poco.

Dos años después los Marlins de Miami y Jeffrey Loria se encuentran con la posibilidad de volver a intentar cambiar la ideología del equipo. La posibilidad está, el accionar no es garantía alguna.

El equipo cuenta con una gran cantidad de peloteros que parecen estar listos para convertirse de jugadores prometedores a ser estrellas del equipo y conformar junto a Stanton un equipo poderoso en el beisbol.

Pareciera que los Marlins están a un par de contrataciones en la agencia libre para terminar de dar el paso.

Christian Yelich, Marcell Ozuna y Giancarlo Stanton conforman uno de los mejores jardines, tanto defensivos como ofensivos de las Grandes

Foto via Miami Marlins Instagram

Foto via Miami Marlins Instagram

Ligas.

Jarrod Saltalamacchia demostró ser un seguro detrás del plato. Obviamente el promedio que dejó de .220 puntos es para nada positivo, sin embargo la escasez de receptores defensivos en el juego hacen que un promedio de .220 pueda ser incluso hasta aceptable.

El pitcheo abridor parece ser una carencia para Miami. Se espera que José Fernandez vuelva a la acción a mitad de temporada, mientras tanto Henderson Alvarez, junto Jarret Cosart, quien proveniente de Houston demostró la calidad qe tiene con apenas 24 años, parecen ser los únicos seguros en la rotación.

Los Marlins deben buscar un lanzador abridor en el mercado si quieren competir la temporada que viene. Además de esperar que la promesa Andrey Heaney termine de desarrollarse como un abridor exitoso.

Entre los Agentes Libres más importantes aparece James Shield y por el cual Miami podría ir tras de él, en caso de que Shield rechaze la oferta que Kansas City puso sobre la mesa.

El relevo luce sólido para el equipo; Steve Cishek ha demostrado ser un cerrador de lujo en las Grandes Ligas y junto a AJ Ramos y Mike Dunn hacen que el relevo no sea un problema.

La otra carencia de Miami viene en el Infield. Excepto por Adeiny Echavarria parece que los Marlins deben reforzar las demás posiciones. Es cierto que Casey McGehee tuvo una gran campaña, aunque hay que recordar que luego del Juego de las Estrellas McGehee no fue el mismo.

La segunda base fue la gran carencia del equipo que esperaba que un Rafael Furcal pudiera rellenar, sin embargo el dominicano nunca llegó a ser un constante. De hecho, sólo participo en 9 encuentros.

A pesar de todo el colombiano Donovan Solano fue el camarero que mejor se desempeño y no sería una locura pensar que pudiera ocupar la segunda almohadilla desde el comienzo de la próxima campaña.

Garret Jones tuvo una temporada decepcionante y se espera que Miami se muestre activo en esta posición buscando un bate que pueda reemplazar a Jones.

Foto via Miami Marlins Instagram

Foto via Miami Marlins Instagram

Los Marlins necesitan un abridor con urgencia. Si a eso le sumamos un primera base de calidad; podríamos estar en presencia de un equipo con calidad de playoffs jugando en la ciudad de Miami.

Sin embargo pienso que el equipo tiene un movimiento aún más importante para terminar de dar el paso de ser un equipo de final de tabla o uno competitivo.

Jeffrey Loria debe y necesita llegar a un acuerdo con Giancarlo Stanton para extender su contrato. De lo contrario se verá obligado a cambiarlo y volver a empezar de nuevo, debido a la carencia de grandes jugadores que podrían llegar a cambio del poderoso toletero.

No es un secreto que Stanton sigue dolido por lo que hizo el equipo un par de años atrás y serpa difícil que confíe en los Marlins y que no harán lo mismo nuevamente.

Si los Marlins quieren cambiar la cultura, el paso clave es convencer a Stanton y ofrecerle un contrato histórico junto a la clausula de “no cambio” que atenta contra la política de Miami, pero que en mi opinión, sería muy importante para ganar la confianza de Stanton.

De igual manera, adquirir a un pelotero de gran nombre ayudaría a que Giancarlo firme una extensión de contrato.

Miami ha declarado que le ofrecerán el contrato más grande en la historia a Stanton. Hecho que no significa absolutamente nada, entendiendo que los Marlins lo máximo que han pagado fue de 106$ millones y 3 años a José Reyes. Ya saben lo que pasó después y con cuál equipo está jugando Reyes.

En definitiva, Los Marlins de Miami están ante la presencia de una oportunidad que parece única. Puede convertirse en una potencia como equipo o decepcionar una vez más a los seguidores del equipo.

Queda en manos de Jeffrey Loria y su equipo, aprovechar la oportunidad de crear a los Marlins 2.0.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: