Results tagged ‘ Stanton ’

¿Se acabó el sueño miamero?

@RicardoEMontes

MIAMI.-

Los Marlins de Miami comenzaron la temporada del 2014 como tenían años sin hacerlo; ilusionando a una fanaticada golpeada por la mala y cruel gerencia del equipo en posesión del polémico Jeffrey Loria.

Miami comenzó siendo el peor equipo en la carretera, pero el mejor en las mayores jugando en su casa, lo que los mantuvo a lo largo de casi la primera mitad de la temporada peleando por el primer puesto de la División de Este de La Liga Nacional. Haciendo que los fanáticos de Miami estuvieran pendientes de las tablas de posiciones luego de cada juego para ver cómo va su equipo; cosa que les aseguro tenía mucho tiempo sin pasar.

A pesar de la lesión que terminó con la temporada de su estrella José Fernández, el equipo se mantuvo en la pelea luchando por la cima y haciendo soñar a los fanáticos de los Marlins que podrían reeditar temporadas como las de 1997 y del 2003; las únicas veces que Miami ha ido a los playoffs y que además se lo han llevado todo.

Luego de una visita a Chicago para una serie de tres encuentros con los Cachorros de Chicago a principios del mes de junio, el equipo dio un vuelco y desde entonces han perdido 15 de los últimos 22 juegos disputados.

Racha que se ha visto ayudada por las lesiones y visitas a la lista de lesionados de 15 días de Jarrod Saltalamacchia, Christian Yelich, Adeiny Hechavarria, la corta participación de Rafael Furcal y el experimento fallido de Randy Wolf. A eso hay que agregarle el pobre desempeño de los abridores en ese lapso de tiempo y el uso inhumano que ha recibido el bulpen de los Marlins.

A mediados de mes Miami vio una luz al final del camino con el debut del prometedor lanzador zurdo Andrew Heaney;

En su primera salida permitió una sola carrera producto de un cuadrangular solitario de David Wright, sin embargo el equipo perdió 1-0.

A partir de ese debut en las últimas dos salidas Heaney ha permitido 9 carreras limpias en 11 entradas de labor, diluyendo aún más la esperanza de los pocos fanáticos que intentan cada día llenar el Marlins Park sin éxito.

Estamos llegando a la mitad de la temporada y los Marlins de Miami luchan por mantenerse con record de .500 y seguir soñando con esa anhelada postemporada que no llega desde hace 11 años.

La verdad es que no, el sueño no se ha acabado. El equipo del Sur de la Florida no está lejos de la punta y con la mejoría increíble que han demostrado con respecto al año pasado el equipo tiene con qué.

Todavía cuentan con talento joven comandado por la monstruosa temporada que está teniendo Giancarlo Stanton.

Pienso que el “factor X” que puede tener Miami es Andrew Heaney. A pesar de sus fallos al comienzo, no dudo que el talento pueda desarrollarse y convertirse en una pieza fundamental para las aspiraciones de los Marlins en esta temporada. Haciendo pareja con Henderson Álvarez en la lomita, seguido por Nathan Eovaldi y Tom Koehler volviendo a ser lo que eran hace tan sólo un mes, estaríamos hablando de una gran rotación de abridores.

No se puede descartar a los Marlins tan rápido, pero para que eso no pase el equipo debe volver a su curso de inmediato, de modo que para el break del juego de las estrellas sigan siendo considerados un equipo contendor y no como los Marlins de Miami de los años anteriores.

Cuidado con los Marlins

Photo: Pedro Portal/El Nuevo Herald/MCT

Photo: Pedro Portal/El Nuevo Herald/MCT

CARACAS.- Puede que Jeffrey Loria sea uno de los peores en el negocio de las mayores, debido a lo abrupto de sus transacciones y por decepcionar una y otra vez a los fanáticos de los Marlins de Miami, traspasando a los favoritos de la afición sin contemplación alguna. Pero algo sí es cierto, que los Marlins tienen una cosecha de prospectos que pudieran cambiarle la cara al beisbol de la ciudad de Miami, claro, si Loria lo permite.

Los Marlins de Miami han sido de los equipos más activos en lo que va de temporada muerta con las adquisiciones de los agentes libres Jarrod Saltalamacchia, Rafael Furcal, Garrett Jones y de Casey McGehee, mientras que vía cambio enviaron a Justin Ruggiano a los Cachorros de Chicago por Brian Bogusevic y el relevista Carter Capps llegó proveniente de los Marineros de Seattle a cambio de Logan Morrison.

Con estas adquisiciones los Marlins sólo conservarán a Adeiny Hechavarria como el único integrante del infield de la temporada del 2013, pero lo más impresionante es que su nuevo gerente general Dan Jennings se las ingenió para realizar todos estos cambios de su roster sin tocar ninguna de las valiosas piezas del cuerpo de lanzadores de los Marlins.

Comencemos a analizar por qué el equipo de Miami podría y sólo podría, ser un equipo más importante en el 2014; existe una creencia, la cual me parece muy aceptable, que plantea que un equipo con un buen staff de lanzadores podría conquistarlo todo. Los Marlins comenzarán con una rotación encabezada por el novato sensación José Fernández, quien ganó el premio al novato del año ganando 12 encuentros y registrando una increíble efectividad de 2.19 en un equipo de Miami que el que registro mayor promedio ofensivo fue Placido Polanco con 260 puntos. Como segundo en la rotación se encuentra Henderson Álvarez, quien cerro la temporada con un juego sin hit ni carreras para finalizar con 3.59 de efectividad, lo respalda Nathan Eovaldi con 3.39 de promedio de carreras limpias y de cuarto en la rotación Jacob Turner se ubica con 3.74. Estamos hablando de que ninguno de los primeros cuatro abridores registra una efectividad por encima de 4 puntos, en un equipo que perdió 100 encuentros y el exponente ofensivo fue Placido Polanco con 260 de promedio. Es importante repetir lo de Polanco. Pienso que esta rotación podría mejorar por dos cosas sencillas, número uno la ofensiva está repotenciada y número dos porque el mayor de los cuatro abridores es Eovaldi y tiene 23 años. No hay motivo alguno por el cual no se pueda pensar que el cuerpo de lanzadores abridores sólo puede mejorar.

Stanton acumula 117 cuadrangulares en 4 temporadas

Stanton acumula 117 cuadrangulares en 4 temporadas (Photo: AP)

Con respecto a la ofensiva, ya mencionábamos que Hechavarria como el único sobreviviente de el infield de los Marlins, que además cuenta con una defensiva más que aceptable y una ofensiva que podría mejorar este año teniendo en cuenta de que el campocorto cubano aun tiene 24 años de edad. El nuevo receptor de los peces, Saltalamacchia viene de la mejor temporada de su carrera bateando para 274 de promedio con 14 cuadrangulares y 65 remolcadas además finalizando con el título de la Serie Mundial con los Medias Rojas de Boston, comparado con los receptores usados la campaña pasada por los Marlins, quienes batearon para 181 de promedio pienso que es una gran mejoría. En la primera base Miami apuesta por Garret Jones, quien a pesar de no tener una buena temporada 233/289/419 piensan que pueda volver al estado físico del 2012 cuando bateo 274/317/516 con 27 cuadrangulares, suplantando así a un Logan Morrison quien había sido afectado por las rodillas las dos últimas temporadas. La segunda base será ocupada por el experimentado Rafael Furcal quien se perdió toda la campaña del 2013 por lesión, pero que trae al sur de la Florida veteranía de equipos ganadores de Serie Mundial. Por último el más reciente fichaje de los peces es el tercera base Casey McGehee quien viene de conectar 292/376/515 con 28 cuadrangulares en Japón y se convierte en una apuesta importante para una posición que no tenía dueño y que en 2013 ocupaba el exponente ofensivo del equipo; sí, adivinaron, Placido Polanco.

En los Jardines los Marlins contarán con las promesas Marcell Ozuna (265/303/389 y 22 años) y Christian Yelich (288/370/396 21 años) además de Giancarlo Stanton, quien viene de una temporada floja, en parte por la inconformidad que sentía en el equipo, pero que muchos lo catalogan como el jugador que posee el mayor poder natural en las mayores por lo que no es descabellado pensar que Stanton pudiera conectar más de 40 jonrones en 2014 si se encuentra sano. Además Stanton también cuenta con la edad a su favor, con tan sólo 23 años.

Como taponero contarán con Steve Cishek, quien logró salvar 34 juegos, más de la mitad de los encuentros ganados por los Marlins en 2013.

Para añadir más esperanza en el futuro de los fanáticos de los Marlins de Miami, muchos hablan de que este año Andrew Heaney podría hacer su debut en las mayores y sumarse a la poderosa rotación de los peces. Muchos analistas lo catalogan como el próximo José Fernández. Otro novato en los que hay que poner los ojos es en el tercera base Colin Moran, quien quizás no debute este año, pero que muy probablemente sea parte de un futuro cercano de los Marlins.

En conclusión, los Marlins de Miami podrían ser bastante divertidos de ver en 2014, y no hablo en el sentido peyorativo. Pero todo es un “podrían” porque así es el beisbol, el único deporte en el cual los favoritos casi nunca terminan siendo campeones y por lo tanto es el más difícil de pronosticar. Pero algo sí hay que tener en cuenta, y es que a partir del 2014 y si se mantiene el nucleo de este equipo habrá que tener cuidado con los Marlins de Miami.