septiembre 2015

El béisbol está más vivo que nunca

Los números indican que el deporte presencia un aumento de su fanaticada

Los números indican que el deporte presencia un aumento de su fanaticada

@ricardoemontes

MIAMI.-

El béisbol es conocido en los Estados Unidos como el pasatiempo nacional y al contrario de lo que se piensa, las estadísticas señalan que el deporte está creciendo. Lo que sí es cierto es que el término de nacional quizás esté evolucionando, hacia convertirse en el pasatiempo local para los fanáticos del deporte.

Actualmente existe la creencia de que el béisbol está en caída libre y que no mueve las masas como lo hacía en décadas anteriores, sin embargo todo indica que se ha vuelto más atractivo y está haciendo que los seguidores crezcan progresivamente.

La teoría de la decadencia del deporte está basada en la baja sintonía que produce un juego de béisbol a nivel nacional. Por ejemplo, los ratings de la Serie Mundial han tocado fondo con cifras históricas, en lo negativo, en los últimos años ha decaído de manera progresiva desde la serie del 2007. Sin embargo, el mercado local demuestra apoyo incondicional a su respectivo club de pelota. Según Forbes, cuando un equipo juega, la transmisión de dicho encuentro se posiciona de primera en 25 de los 30 equipos entre sus competidores de televisión por cable. La mayoría de los clubes vio incrementar su rating en comparación a su campaña anterior, por lo que el béisbol ha aumentado su público por televisión.

Se puede pensar que al ver mayor cantidad de espectadores por televisión, la cantidad de personas que van al estadio se vería disminuida, sin embargo los números vuelven a demostrar lo contrario. Desde 1998 sólo ha habido dos temporadas (2002-2003) en las que menos de 70 millones personas asistieron a los parques de béisbol en un año, a pesar de que los estadios han bajado su capacidad de aficionados, con la intención de hacer de la experiencia de contemplar un juego más exclusiva, en parte con la creación de las suites que puedan producir más dinero.

Parques como el Target Field en Minnesota, el Nationals Park en Washington, el Coors Field en Colorado, el Citizens Bank Park en Filadelfia y el Marlins Park en Miami, todos han bajado su capacidad en gran cantidad en comparación a sus predecesores. Sin embargo, el dinero producido por una temporada de béisbol alcanzó un tope record, cuando la campaña del 2014 produjo más de nueve mil millones de dólares netos.

Desde la temporada anterior, la presencia de fanáticos que se dan cita a un parque de béisbol ha incrementado en 1.1% entre todos los equipos. Los Reales de Kansas City son los que más diferencia han tenido con respecto al 2014, teniendo 38.3% más asistencia a los juegos, seguidos por los Astros de Houston con un aumento de 21.4%.

El comisionado de las mayores, Rob Manfred, quien comenzó sus labores en esta temporada, ha hecho lo posible para aumentar la velocidad del juego, con la finalidad de atraer más fanáticos y convertirse en el deporte número uno en los Estados Unidos. Según la encuestadora Harris Poll, el 16% de los fanáticos del país elige al béisbol como su deporte preferido, solamente superado por el fútbol americano (32%).

“No estoy satisfecho con ser el número dos,” dijo Manfred. “Pero comparando un deporte que se juega una vez por semana con otro que se juega casi todos los días es comparar manzanas con naranjas. No nos vamos a estancar con un comparación que no tiene sentido.”

Sólo hay una respuesta a todo esto, y es que lo soñado por el nuevo comisionado está haciéndose realidad; el béisbol está atrayendo más fanáticos.

Clase de exhibición

El 29 de marzo del 2008, los campeones para el momento Medias Rojas de Boston visitaron a los Dodgers de los Ángeles para un juego amistoso en el Memorial Coliseum, para celebrar el 50 aniversario de su llegada a la ciudad en el estadio donde jugaron desde 1958 a 1961.

Para dicho juego 115.300 fanáticos se dieron cita para presenciar el evento, siendo el juego con la máxima cantidad de espectadores en la historia del béisbol organizado, rompiendo el anterior record de 93.103, en el mismo recinto.