¿Se acabó el sueño miamero?

@RicardoEMontes

MIAMI.-

Los Marlins de Miami comenzaron la temporada del 2014 como tenían años sin hacerlo; ilusionando a una fanaticada golpeada por la mala y cruel gerencia del equipo en posesión del polémico Jeffrey Loria.

Miami comenzó siendo el peor equipo en la carretera, pero el mejor en las mayores jugando en su casa, lo que los mantuvo a lo largo de casi la primera mitad de la temporada peleando por el primer puesto de la División de Este de La Liga Nacional. Haciendo que los fanáticos de Miami estuvieran pendientes de las tablas de posiciones luego de cada juego para ver cómo va su equipo; cosa que les aseguro tenía mucho tiempo sin pasar.

A pesar de la lesión que terminó con la temporada de su estrella José Fernández, el equipo se mantuvo en la pelea luchando por la cima y haciendo soñar a los fanáticos de los Marlins que podrían reeditar temporadas como las de 1997 y del 2003; las únicas veces que Miami ha ido a los playoffs y que además se lo han llevado todo.

Luego de una visita a Chicago para una serie de tres encuentros con los Cachorros de Chicago a principios del mes de junio, el equipo dio un vuelco y desde entonces han perdido 15 de los últimos 22 juegos disputados.

Racha que se ha visto ayudada por las lesiones y visitas a la lista de lesionados de 15 días de Jarrod Saltalamacchia, Christian Yelich, Adeiny Hechavarria, la corta participación de Rafael Furcal y el experimento fallido de Randy Wolf. A eso hay que agregarle el pobre desempeño de los abridores en ese lapso de tiempo y el uso inhumano que ha recibido el bulpen de los Marlins.

A mediados de mes Miami vio una luz al final del camino con el debut del prometedor lanzador zurdo Andrew Heaney;

En su primera salida permitió una sola carrera producto de un cuadrangular solitario de David Wright, sin embargo el equipo perdió 1-0.

A partir de ese debut en las últimas dos salidas Heaney ha permitido 9 carreras limpias en 11 entradas de labor, diluyendo aún más la esperanza de los pocos fanáticos que intentan cada día llenar el Marlins Park sin éxito.

Estamos llegando a la mitad de la temporada y los Marlins de Miami luchan por mantenerse con record de .500 y seguir soñando con esa anhelada postemporada que no llega desde hace 11 años.

La verdad es que no, el sueño no se ha acabado. El equipo del Sur de la Florida no está lejos de la punta y con la mejoría increíble que han demostrado con respecto al año pasado el equipo tiene con qué.

Todavía cuentan con talento joven comandado por la monstruosa temporada que está teniendo Giancarlo Stanton.

Pienso que el “factor X” que puede tener Miami es Andrew Heaney. A pesar de sus fallos al comienzo, no dudo que el talento pueda desarrollarse y convertirse en una pieza fundamental para las aspiraciones de los Marlins en esta temporada. Haciendo pareja con Henderson Álvarez en la lomita, seguido por Nathan Eovaldi y Tom Koehler volviendo a ser lo que eran hace tan sólo un mes, estaríamos hablando de una gran rotación de abridores.

No se puede descartar a los Marlins tan rápido, pero para que eso no pase el equipo debe volver a su curso de inmediato, de modo que para el break del juego de las estrellas sigan siendo considerados un equipo contendor y no como los Marlins de Miami de los años anteriores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: